Francisco Macián

Biografía humana

Francisco Macián nació en 1929 en Barcelona y empezó dibujando en revistas infantiles como Topolino o Yumbo. Desde siempre, admiró y defendió a Walt Disney e incluso organizó un homenaje en 1953 a través de la Asociación de Dibujantes Españoles.

El primer trabajo profesional fue en el largometraje “Sueños de Tay-Pi” (1952). En 1969 concretamente, inventó la técnica “M-Tecnofantasy”, que era un precedente a la animación por ordenador ya que transformaba imagenes reales como si fuera un cómic. Una década después, fue el primer presidente del Club Dhin en Barcelona, un club de dibujantes de cómic e ilustraciones españoles que estuvo activo a principios de los setenta para defender sus intereses.

Falleció en 1976 a los 46 años por una enfermedad y con muchos proyectos en elaboración que vieron la luz años después como El Quijote (Cruz Delgado, 1979) o Marcelino Pan y Vino (Santiago Moro y Xavier Picard, 2000).

Fotografía de Francisco Macián

Biografía artística

Resaltó en las décadas de los 60 y 70 como dibujante español y animador. Aunque no empezó a animar hasta 1950 en el largometraje “Sueños de Tay-Pi”. Después, pasó a animar en los Estudios Moro hasta que creó su propio estudio en 1955.
En su estudio realizó anuncios publicitarios para empresas tan importantes como Philips o “La canción del Cola-Cao” y por los que obtuvo numerosos premios, algunos incluso internacionales.

La canción del Coca-Cao

Después de trabajar en la publicidad, se dedicó a crear “Candelita”, un largometraje de dibujos animados que nunca llegó a terminar. Por esa época, tuvo mucho éxito el corto “¡Vamos a la cama!” de José Luís Moro, por lo que Francisco Macián quiso realizar un largo con sus personajes, la familia Telerín. Éste fue el único largometraje que acabó Macián llamado “El mago de los sueños” en 1966, en donde el mago visitaba a estos “chicos de la tele”. En España el largo tuvo éxito, siendo considerada como una de las mejores obras del cine animado español y recibiendo el Premio San Jorge. Su estudio tuvo que cerrar después por quiebra.

El mago de los sueños (1966)

Fue después de este exitoso largometraje que descubre la técnica “M-Tecnofantasy”, con la que haría películas como “Memoria (las bestias no se miran al espejo)” (1978) y “¡Dame un poco de amooor…!” (1968).

Uso de la técnica M-Tecnofantasy en el minuto 13:09 de «Memoria (las bestias no se miran al espejo)» (1978)

Características cinematográficas

  • En el largo “El mago de los sueños” (1966), se puede ver la gran influencia de Disney ya que le concede mucha importancia a la parte musical con canciones pegadizas. También se ve la influencia de Disney en el desarrollo del argumento e incluso en la forma de dibujar a los personajes. 
  • Uso de personajes ya conocidos algunas veces, sobretodo en su largometraje.
  • Combinación de fantasía e ingenioso humor.
  • Sus personajes cuentan con colores brillantes y contrastes. También con simplicidad en sus formas y gran expresión facial y corporal.
  • Tiene un estilo propio en donde resaltan mucho las narices de colores.
  • Realizaba storyboards con dibujos como los siguientes:

Filmografía

«¡Dame un poco de amooor» (1968)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: