Contexto político y sociocultural

La década de 1980 estuvo marcada por la polarización del mundo, es decir, el enfrentamiento entre la ideología comunista y capitalista.

EEUU: La era Reagan.

Ronald Reagan fue un político estadounidense y el 40º presidente de los Estados Unidos, desde 1981 hasta 1989, cumpliendo dos mandatos. Además, fue también actor, donde trabajó en el sindicato Screen Actors Guild como presidente, actuó en 50 películas distintas y gobernó el estado de California por dos mandatos.

Inició su actividad política mientras trabajaba en la General Electric. Reagan fue nombrado Presidente de los Estados Unidos  en 1981 , y durante su mandato que introdujo nuevas iniciativas económicas y políticas. En su campaña electoral defiende el patriotismo y los valores tradicionales. También ordenó acciones militares en la isla de Granada.

En las elecciones de 1984 fue reelegido, y en este momento se destaca el bombardeo de Libia y el acontecimiento político Irán-Contra. Asimismo, en 1987 se firma un acuerdo entre americanos y soviéticos para que las armas nucleares (como los misiles) fuesen abolidas. Con su discurso en el Muro de Berlín desafió al presidente de la Unión Soviética a derribar el muro.

Muestras de la rivalidad:

Los boicots a Juegos olímpicos:

Algunos de los momentos en los que puede verse esta rivalidad es en los boicots de los Juegos Olímpicos. Desde 1980 hasta 1984, se producen varios boicots en los Juegos que consisten en la escasa participación de países. Estados Unidos boicotea los Juegos de Moscú en 1980, provocando que solo participen  81 países.

La Unión Soviética, en “venganza” por lo sucedido cuatro años antes, decide boicotear los JJOO que se celebrarían en la ciudad estadounidense de Los Ángeles  en 1984. Dicha intención es anunciada por la URSS el día que se lleva a cabo el recorrido del fuego olímpico en la ciudad de Nueva York. La URSS se mantuvo firme, asegurando que su decisión se basaba en la seguridad de la delegación de atletas soviéticos. Al boicot se sumaron  14 países, en su mayoría simpatizantes de la política soviética. Ese mismo año los soviéticos organizan los “Juegos de la Amistad”, en los que participan los países socialistas que habían decidido no ir a los Juegos de Los Ángeles.

  • Guerra de Irán-Irak (1980-1988)

La Guerra entre Irán e Irak (1980-1988) comienza con la lucha territorial entre ambos países por las cercanías del río Shatt al-Arab, lo que provocó un bombardeo a las tropas iraníes por parte de Irak. Este ataque solo sirvió para dar por comenzada la guerra.

Tras estos sucesos y dar por iniciada una guerra de desgaste, se dio a conocer internacionalmente el conflicto. Con ello, Irak consigue numerosos apoyos internacionales, destacando la URSS y EEUU, mientras Irán solo contó con el apoyo de Siria y Libia.

Después de una larga y destructiva guerra, el conflicto termina en 1988 en una especie de empate, con un tratado propuesto por Naciones Unidas. El coste de vidas y la búsqueda de recursos económicos provocarían el inicio de la Guerra del Golfo en 1991.

En lo que respecta a EEUU, hubo bastante controversia. Por un lado, se le criticó por haber provisto a Irak de armas químicas para usar contra Irán. Por otro,  también fue criticado por abastecer secretamente de armas a Irán, lo que dio lugar al escándalo Irangate. Este suceso fue orquestado por la presidencia de Ronald Reagan. Sin embargo, el apoyo mayoritario que le dieron a Irak provocaría una enemistad entre Irán y EEUU.

URSS: El desastre de Chernóbil, últimos años de la Guerra Fría y la caída del Muro de Berlín:

La Guerra Fría (1947-1991) fue un conflicto que enfrentó de manera indirecta a Estados Unidos y la Unión Soviética, representantes del bloque capitalista occidental y comunista oriental, respectivamente. A través de sus zonas de influencia, los llamados “países satélite”, ambas superpotencias intentaban extender sus modelos ideológicos, económicos y sociales. Esta competitividad desembocaría en la carrera espacial y en el desarrollo de armas nucleares por parte de ambos países.

La polarización que marcó al  mundo durante la Guerra Fría puede verse en la división en dos estados que había sufrido Alemania en 1949: la República Federal Alemana (RFA, bajo control de lo EEUU, Francia y Reino Unido) y la República Democrática Alemana (RDA, bajo el control de la URSS). Cabe destacar el levantamiento del Muro de Berlín por parte de la República Democrática Alemana en 1961, dividiendo a la ciudad en dos y separando a la población durante más de 28 años (hasta el 9 de noviembre de 1989).

En 1985, Mijaíl Gorbachov es elegido secretario general del Comité Central del Partido Comunista de la URSS -cargo por el cual sería el líder del país- y posteriormente, en 1988 fue elegido Jefe de Estado de la Unión Soviética, siendo el último en el cargo. Al llegar al poder, Mijaíl Gorbachov anunció que su principal objetivo eran las reformas. Se considera que llevó al país a la libertad y democracia. Además, creó nuevos conceptos como: “glásnost” (transparencia y libertad de expresión) y “perestroika” (reconstrucción, reforma). Gorbachov contribuyó a la transformación de todo el panorama político internacional, la caída del Muro de Berlín y la finalización de la Guerra Fría.

Uno de los acontecimientos que marcaron la década de los 80 y que provocarían el debilitamiento de la Unión Soviética, la caída del Muro de Berlín y el final de la Guerra Fría, es el desastre nuclear de Chernóbil, producido el 26 de abril de 1986 en Ucrania. Según Muy Historia,[1] “la cantidad de material radioactivo liberado de 500 superior a la de la bomba de Hiroshima en el 1945”. Las consecuencia directa fue la recolocación de 220.000 personas. Durante los meses siguientes, más de 200.000 personas sufrieron enfermedades por haber estado expuestas a la radiación (entre ellas, cáncer).

Una gran borrasca nuclear cruzó Europa y la URSS no comunicó lo sucedido. En su lugar, fue Suecia quién lo hizo tras encontrar partículas radioactivas en la lluvia y la ropa de los trabajadores de una central vecina, pero ningún fallo en esta. La ocultación de información sobre lo sucedido y los enormes costes económicos y humanos propiciaron la desintegración de la Unión Soviética.

Esta desintegración comienza en 1989, con la caída de los estados socialistas del Bloque del Este producida por el llamado Otoño de las Naciones. Tras protestas multitudinarias de la población como las realizadas en  en Leizpig o en la plaza de  Alexanderplatz, el  Muro de Berlín cae el 9 de noviembre de 1989.

La caída del Muro de Berlín tuvo una enorme influencia en la cultura y en la sociedad. Todas las artes reflejaron la represión vivida y las ansias de libertad.

Este mural representa el paso de algunos alemanes procedentes de Berlín Este a Berlín Oeste en la noche de la caída del muro. Se encuentra en la East Side Gallery, una galería situada en el mayor tramo que se conserva del muro, junto a muchas otras obras de mensaje similar.

El final de la Guerra Fría será declarado en 1991 por el presidente estadounidense George Bush y el jefe de Estado de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov.


[1] https://www.muyhistoria.es/contemporanea/articulo/30-anos-de-la-catastrofe-de-chernobil-661461669147

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: